Desatasco de lavabo con vinagre y bicarbonato

Los lavabos son de las instalaciones que más se atascan, pero para minimizar las consecuencias de estos, se ofrecen consejos y asesoramiento por parte de especialistas. Estos intervendrán cuando sea necesario, pero en ocasiones los usuarios pueden acceder a desatascos para resolver de momento obstrucciones en las cañerías o desagües. Se propone un método casero de desatasco de lavabo con vinagre y bicarbonato. La combinación de estas dos sustancias hace que las obstrucciones se vean atacadas y reblandecidas. Para actuar correctamente hay que poner primero agua con sal a hervir, 3 o 4 litros aproximadamente.

Hay que señalar que se trata de un método ideal para utilizar cuando los atascos son de poca entidad, y también en instalaciones en las que no hay agua. No serviría en el WC o en cualquier instalación anegada de agua. Por eso, si el nivel de agua no desciende del lavabo que se quiera desatascar, habrá que retirarla con una cazuela y ayudándose de una sopapa y desatascador de ventosa.

El primer paso que hay que dar es echar medio vaso de bicarbonato sumidero abajo, de manera que entre lo máximo posible. El bicarbonato (o levadura química o sal de frutas) se combinará con medio vaso de vinagre, el cual se echará inmediatamente después al bicarbonato. Entonces el usuario observará un curiosa reacción de efervescencia... un burbujeo que indicará que la mezcla da resultado y que actúa contra la costra de suciedad de los desagües y la cañería.

En el caso de no resultar este método casero al primer intento, puede intentarse alguna vez más, pero de seguir el atasco lo más probable es que haya que llamar a especialistas en redes de agua... personal que se trasladará con camión cuba y con la maquinaria más avanzada con el fin de poner rápida solución a cualquier tipo de incidencia.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE